Caracoles a la llauna

Elaboración

Para comenzar hay que tener los caracoles limpios preferentemente caracoles bover (Helix Aspersa). Que estén en ayunas una semana ayudará a que purgen correctamente, aunque será necesario lavarnos muy bien después. Removiéndolos en agua y vinagre perderán cualquier suciedad que tengan. Aún así, dado que luego puede haber quien guste de chupar la cáscara, será recomendable ayudarnos de un estropajo para evitar sorpresas.

Una vez limpios los caracoles, pasaremos a preparar la llauna, que es una plancha de metal, aunque también puede usarse una sartén vieja, bandeja de horno y cualquier otro metal susceptible de ponerse al fuego. Se cubre con sal gorda y aceite el fondo de la llauna, generosamente. Poco a poco se van colocando los caracoles boca arriba. Algunos intentarán salir, pero si al manipularlos tenemos sal en las manos evitaremos que lo hagan y terminen por darse la vuelta.

Llega el momento de preparar el fuego. Deberá ser fuerte, en casa incluso combinando el horno y el grill. Cinco minutos después de introducirlos deben rociarse con aceite, ajo y perejil que previamente habremos mezclado. Tendrán que pasar otros cinco minutos para que saquemos de nuevo la llauna y rociemos los caracoles con pimienta negra molida y un poco de aceite si notamos que se secan los caracoles.

Los caracoles estarán listos cuando la carne tome un color dorado. Hay que estar atentos para que los caracoles no se quemen, no deben estar crujientes, ni babosos.

Llega el momento de servir los caracoles y para una degustación óptima será recomendable acompañar a la llauna con un par de cuencos o salseras donde se dispondrá una salsa vinagreta y una salsa alioli. Cada comensal elegirá como combinar cada uno de sus caracoles.

Caracoles a la llauna

Ingredientes

  • Caracoles
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cabeza de ajo
  • Perejil
  • Pimienta negra molida
  • Sal gorda
  • Salsa Alioli
  • Salsa Vinagreta
Más formas de cocinar caracoles en el listado de recetas con caracoles.

3 respuestas a Caracoles a la llauna

  1. erick dijo:

    me gustoooooooooooo

  2. noemi dijo:

    que ricoooooooooooooooooo

  3. Pingback: Pequeño, rastrero y baboso: el humilde caracol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>