¿Por qué los caracoles se agrupan en racimo cuando hace calor?

caracoles racimo

Cuando no hay humedad suficiente, el calor es un peligro para los caracoles terrestres. En caso de temperaturas elevadas, éstos se ven obligados a buscar refugio y mantenerse así en unas condiciones más adecuadas a sus necesidades. El problema surge cuando estos peculiares moluscos no son capaces de encontrar un lugar adecuado bajo el que cobijarse, lo que les obliga a ingeniar estrategias tan eficaces como la del agrupamiento.

La agrupación en racimos, denominada también ‘grappes‘, es una de las fórmulas que utilizan los caracoles para mantenerse lejos del suelo recalentado. El racimo se conforma cuando los ejemplares suben por los tallos y troncos buscando mayor humedad. Una vez encuentran el sitio deseado, forman un epifragma y se mantienen así, en letargo, hasta que pasa la época de sequía y calor. Durante este periodo de tiempo los caracoles reducen su metabolismo para consumir menos energía.

Esta entrada fue publicada en Blog de caracoles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>