Plagas de caracoles

Plagas de caracoles gigantes africanosCualquier planta, animal e insecto puede convertirse en una plaga, si no existen depredadores en su entorno que controlen la población. En el caso de los caracoles, como ocurre con otros seres vivos, el hombre los ha introducido fuera de sus lugares de origen. En algunos casos, estos caracoles se encuentran en lugares ideales para ellos por lo que se reproducen sin parar y provocan daños en los ecosistemas donde se les ha introducido.

La naturaleza tiene sus propios sistemas de control. En un entorno normal, los caracoles más pequeños son devorados por otros insectos como escarabajos, orugas o incluso sanguijuelas. Aunque dependiendo del lugar donde viva el caracol encontrará otros depredadores como reptiles, pequeños roedores y aves. Entre los reptiles cabe destacar las ranas, sapos, pequeños lagartos y serpientes.

Para todos estos depredadores el caracol es una presa fácil e indefensa, pero esto no es suficiente en ciertos lugares para controlar las plagas de caracoles. En la actualidad ciertas especies de caracoles se consideran una plaga.

Achatina fulica especie invasora por excelencia

Esta especie es de las más complicadas de erradicar y para colmo algunos ejemplares alcanzan los 10 años de vida, tiempo en el que pueden poner miles de huevos.

Además esta especie es portadora de bacterias y virus que pueden afectar a los humanos por lo que tampoco debe usarse como alimento.

Por ejemplo los caracoles gigantes africanos o Achatina fulica se extienden por países de todo el continente americano invadiendo Miami en el estado de Florida, pero también está presente en países como Colombia, Ecuador, Venezuela, Argentina o Paraguay donde luchan de diferentes formas para acabar con la plaga. Esta especie está considerada como una de las más peligrosas para los ecosistemas subtropicales.

Otras especies más comunes también pueden convertirse en un problema. Es ejemplo claro el caracol común o de jardín, Helix aspersa, que se ha introducido en multitud de países y zonas, dado su interés gastronómico. La cría incontrolada ha provocado que en algunas zonas exista tal cantidad de ejemplares que arrasan cultivos de todo tipo.

La lucha contra este tipo de plagas es muy complicada. Los métodos químicos influyen sobre otras especies y no sólo sobre los caracoles por lo que no son muy recomendables. Sin embargo, mediante sistemas naturales tampoco es posible controlar de forma absoluta la cría incontrolada y sólo se consigue reducir el número de ejemplares.

Este tipo de plagas son más habituales de lo que pueda parecer, el mejillón cebra por ejemplo invade los ríos españoles y aún no se ha encontrado una forma limpia de de eliminar definitivamente la plaga.

Esta entrada fue publicada en Blog de caracoles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Plagas de caracoles

  1. Caldo dijo:

    Acabo de descubrir vuestra web y me está encantando. Muy completa. Un saludo desde la modesta http://caldodecaracoles.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>