Dardos del amor en la reproducción del caracol

Dardo del amor
La reproducción es uno de los eventos en el ciclo de vida del caracol que más interés y curiosidad pueden suscitar. Así como las ceremonias de cortejo y reproducción de otros animales son rápidas, en el caso de los caracoles la reproducción es lenta, dura horas. El cortejo además se mezcla con el lanzamiento unos dardos, conocidos como los dardos del amor.

Cada variedad tiene sus peculiaridades a la hora de reproducirse, incluso hay especies de caracoles de las que todavía no se conocen sus hábitos más íntimos. Pero los caracoles terrestres a grandes rasgos comparten unos mismos patrones de reproducción. Los caracoles son hermafroditas y no pueden autofecundarse, por lo que necesitan encontrar otro caracol con quien procrear.

¿Cómo funcionan los dardos?

Al inicio del cortejo los caracoles se arriman, rozan sus pies, durante unas seis horas celebran el acercamiento. Pero antes de acoplarse e intercambiar sus fluidos, llega un momento muy curioso, el lanzamiento del dardo. Aunque durante mucho tiempo se ha creído que este dardo del amor le sirve a los caracoles para aumentar la estimulación, realmente tiene una función más importante. Una vez lanzado permite enviar diversas hormonas al receptor que inhibe parte de la forma femenina para facilitar la fecundación mutua. Después del lanzamiento del dardo, también conocido como gypsobelum, comienza la cópula que durará entre 10 y 15 horas.

Estos dardos del amor no son lanzados como una flecha, si no que más bien se inyectan al contacto. De todos es sabido que la vista no es el mejor de los sentidos del caracol por lo que el lanzamiento no siempre es exacto.

¿Cómo son estos dardos?

Aunque hay especies con diferentes composiciones los dardos de los caracoles más comunes son calcáreos, compuestos de carbonato de calcio. El tamaño de los gypsobelum también varía según la especie, los hay de tan sólo un milímetro de longitud hasta 30 milímetros en los caracoles de mayor tamaño. Como ocurre con los tamaños, la forma es variada, cada especie de caracol tiene un dardo característico que incluso sirve para diferenciar ciertas especies. Hay dardos que parecen una aguja, otros tienen forma de punta de flecha, o los hay que se asemejan más a una daga.

Foto de Joris M. Koene and Hinrich Schulenburg que muestra la forma de diferentes dardos del amor, los gypsobelum

Una vez que un caracol lanza un dardo para aparearse, necesita reposar para volver a crear un nuevo dardo. En el caso del Helix Aspersa (caracol común de jardín) necesita aproximadamente una semana para dar forma a un nuevo dardo. Aunque hay especies de moluscos que generan varios dardos, por lo que después de lanzar uno estarían automáticamente preparados a disparar otro.

Si aún te queda alguna duda sobre los dardos del amor, lo mejor es que veas el siguiente vídeo donde se ve con claridad el dardo reproductor.

Esta entrada fue publicada en Blog de caracoles y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Dardos del amor en la reproducción del caracol

  1. Dardos dijo:

    Vaya con los caracoles. Y yo pensando que los dardos eran para otra cosa :D

  2. esther dijo:

    Tengo caracoles como mascota, son helix y han estado unas 3 horas copulando, o con el cortejo, no lo se muy bien. Estaban pegados uno al pie del otro de cabeza a cola, moviendose, y despues de varias horas siguen pegados pero quietos.
    He leido que tardan varias horas hasta producir el dardo del amor. Se puede parar la reproducción para evitarlo ahora? Si no tienen tierra pondran los huevos tambien?

    Mi intención sería que no criaran, si se puede evitar. Ya tengo 6 y no quisiera más jeje.

    Tambien tengo 2 caracoles blancos o “gitanos”. Se pueden cruzar con los helix? Gracias!

    • Caracooles dijo:

      Copulando pueden estar incluso más de 12 horas. Que no se muevan en el proceso es lo normal.

      Con respecto a parar la reproducción, decirte que no evitará que ya hayan intercambiado fluídos. Aunque no siempre la cópula lleva directamente a tener una puesta. Si no tienen tierra pondrán los huevos donde puedan, aunque no sea el sitio adecuado.

      Y lo de cruzarlos, hasta donde llega mi conocimiento no es posible el cruce entre esas especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>