Granjas de caracoles

Aunque no existen datos seguros sobre el mercado del caracol en España, el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino estima un consumo de 400 gramos por persona y año. La mayoría de estos ejemplares destinados a la alimentación humana son importados o provienen de la recolección silvestre, o de granjas de caracoles.

Por norma general, los caracoles de granja responden a unos estándares de calidad muy superiores a los que podemos encontrar en el campo. Cada tramo de su ciclo vital es cuidado con el máximo detalle y ese mimo se traduce en unos animales de gran tamaño y carne blanquecina, ideales para su degustación o aprovechamiento con fines sanitarios o estéticos.

Aquí tienes un listado de granjas de caracoles en España:



¿Quieres que tu granja de caracoles aparezca en este listado? No dudes en ponerte en contacto con nosotros.


¿Deseas que tu granja aparezca en una posición privilegiada? Ponte en contacto con nosotros para saber las condiciones.