Enemigos del caracol

Conchas de caracol comidasLa mayoría de los caracoles terrestres son seres tranquilos e inofensivos. Son muy poco afortunados en cuanto a defensas se requiere, son lentos, no tienen armas para defenderse, delicados… Sólo tienen su concha para esconderse, su baba apenas asusta a los depredadores que les acechan en su día a día, por lo que suelen ser presa fácil para muchos animales. A los depredadores hay que sumar otros enemigos del caracol, como los humanos o la contaminación. 

A continuación describimos los peligros que tienen que sortear nuestros amigos los caracoles.

  1. Parásitos Grandes enemigos de los caracoles que normalmente se alimentan de los tejidos del caracol, causando daños que desembocan en enfermedades e incluso la muerte del ejemplar infectado.
    • Los ácaros como Limacum Riccardoella pueden ser letales. Es un parásito habitual tanto en caracoles como en babosas. Son muy pequeños menos de medio milimetro, pero pueden verse a simple vista. Se mueven a gran velocidad y toman su energía de la sangre del huésped. Cuando su presencia se eleva demasiado se convierte en uno de los letales de los enemigos del caracol.
    • Existen diferentes especies de nematodos que puede atacar al caracol. Son unos gusanos de pequeño tamaño y forma cilíndrica. Cada especie puede infectar al caracol provocándole problemas de crecimiento, reproductivos e incluso la muerte. Se pueden localizar en los excrementos de un caracol infectado.
    • Parásitos como los trematodos pueden causar la infertilidad de los caracoles infectados. Otros como los cestodos infectan el aparato digestivo del caracol aunque sin causarle la muerte.
  2. InsectosAunque en muchos casos son pequeños, de menor tamaño que los caracoles, existen insectos que encuentran en el caracol una gran fuente de alimento. Aunque no todos atacan al caracol de la misma forma.
    • Hay miles de especies de escarabajos, muchas de ellas vegetarianas pero otras son omnívoras. Es el caso de la familia de los carábidos, con más de 20.000 especies diferentes de escarabajos que en la mayoría de ocasiones se nutren de caracoles. Pero no sólo miembros de esta familia de coleópteros comen caracoles, por ejemplo las larvas del escarabajo negro (Phosphuga atrata) se alimentan casi de forma exclusiva de caracoles mientras los ejemplares adultos aprovechan su largo cuello para atacarlos, incluso cuando están dentro de su concha.
    • Larva de luciernaga comiendo un caracolLas luciérnagas en su estado larvario se ceban a base de caracoles. Para ello se acoplan a los caracoles y les muerden inyectándoles un tóxico que además de provocar parálisis en la presa, destruye sus tejidos para convertirlos en una papilla más fácil de digerir.
    • Los ciempiés o escolopendras son depredadores de hábitos nocturnos que mediante la inoculación de veneno son capaces de alimentarse de pequeños invertebrados como arañas, cucarachas y nuestros amigos los caracoles.
    • Los dipteros se aprovechan de los caracoles más débiles para alimentarse. Moscas como las de la familia Sciomzidae pueden penetrar en el interior del caracol hasta provocar su muerte para posteriormente nutrirse del cadáver.
  3. RéptilesDefinitivamente la concha de un caracol es poco impedimento para los réptiles que entre otras cosas comen caracoles.
    • Serpiente comecaracolesPocos manjares se resisten a las serpientes, sus mandíbulas les permiten degustar desde los más pequeños insectos hasta mamíferos. Existen sin embargo variedades de serpientes que se nutren exclusivamente de caracoles, comecaracoles las llaman en países como Brasil, Ecuador o Panamá, donde viven estas especies. En algunos experimentos se usan estas serpientes para la lucha contra plagas de caracoles.
    • Aunque existen especies de lagartos herbívoras o insectívoras, hay variedades de lagartos omnívoras, que son oportunistas a la hora de alimentarse y que no desprecian un banquete a base de caracoles. Tanto que en América del norte vive el lagarto verde que tiene su mandíbula y dentadura especialmente preparadas para comer caracoles.
    • Tortuga comiendo un caracolNo todas las tortugas comen caracoles, existen especies vegetarianas. Sin embargo entre las tortugas terrestres omnívoras es habitual comer caracoles, los prefieren ante babosas e incluso se comen hasta la concha para aprovechar el calcio.
  4. Anfibios Entre los anfibios hay especies que encuentran en el caracol una forma de alimentarse. El sapo común, la rana toro o ranas como las caudiverberas, pyxicephalus y catesbeianas pueden alimentarse de caracoles, ya sean alevines, juveniles o incluso adultos. También hay que señalar que las salamandras también llegan a comer caracoles.
  5. AvesRostrhamus sociabilis comiendo un caracolExisten multitud de pájaros que pueden encontrar en los caracoles terrestres un verdadero manjar, que además no oponen resistencia ante los picos. Caben destacar en esta lista aves como; cuervos, urogallos, mirlos, búhos, lechuzas, halcones, patos o gansos. Son muchas las aves que pueden alimentarse de los indefensos caracoles, incluso hay una especie de gavilán que está especializada en la caza de caracoles (Rostrhamus sociabilis).
  6. MamíferosRatón acecha a un caracolDiferentes especies de mamíferos cuentan con los caracoles como parte de su alimentación. Los roedores son unos grandes enemigos del caracol, tanto es así que las explotaciones de cría de caracol tienen en las ratas, ratones, musarañas y erizos unos de sus mayores enemigos. Pero no sólo son roedores los mamiferos que puede tomar caracoles como alimento. Diferentes animales de mayor tamaño que los roedores son capaces de añadir caracoles a su dieta, entre ellos: lirones, tejones, martas, comadrejas e incluso animales más grandes como zorros y jabalís.
  7. Acción humanaTal vez uno de los más importantes enemigos del caracol sean los humanos, que de diversas formas afectan a la vida del caracol.
    • El abuso de la recogida de caracoles silvestres, reduce notablemente la población de caracoles impidiendo en muchas ocasiones el correcto desarrollo de la especie, su reproducción y crecimiento.
    • Es habitual que en jardines, huertas y campos de cultivo se utilicen venenos contra babosas y caracoles. El uso de estos tóxicos, en ocasiones indiscriminado y sin control, afecta al desarrollo de los escasos supervivientes diezmando las poblaciones hasta hacer inviable su subsistencia en muchos lugares.
    • La acción de ciertas industrias provoca contaminación, altas concentraciones de metales pesados, que pueden ser mortal para multitud de especies, en concreto los caracoles asimilan a través de su cuerpo las sustancias que los rodean, acumulando entre otros plomo y mercurio en su organismo provenientes de las industrias y quema de combustibles. Los ejemplares que no mueren por efecto de la contaminación o pierden su capacidad reproductiva, a menudo transmiten a las nuevas generaciones malformaciones y deformidades.
  8. Cambio climáticoDesertizaciónEl planeta está sufriendo cambios en el clima y eso afecta a los caracoles que dependen de ciertas condiciones de temperatura y humedad para llevar su vida adelante. La creciente desertización y la subida de temperaturas son totalmente negativas para los caracoles que ya no encuentran las condiciones necesarias para vivir, alimentarse y reproducirse en algunos lugares.
Esta entrada fue publicada en Blog de caracoles y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>